Su directora general, Constanza Gállegos, inauguró la jornada dando unas pequeñas pinceladas sobre el escenario particular de consejeros y directivos y destacó la gran cantidad de procesos judiciales que se dan en los últimos meses. "En un entorno legal cambiante y más exigente -como reflejan las reformas de la Ley de Sociedades de Capital (LSC) y del Código Penal-, se observa una hiperactividad judicial en sentencias, con un amplio número de condenas penales a directivos en los últimos meses, muchos de los cuales tiene que ver con delitos societarios. Son muchas las sentencias condenatorias", manifestó.

A su juicio, el escenario actual es de mayor complejidad, si bien también existe mayor concienciación social sobre la responsabilidad de los consejeros. En este sentido, hizo referencia al escenario de riesgos de sus clientes, que son "muchos y diversos", y recordó los principales –riesgo económico, riesgo país, riesgos regulatorios y riesgos operacionales-, sin mencionar otros que van surgiendo, como los ciberriesgos, los riesgos que se agravan y los que están por venir. "El mapa de riesgos es tremendo", aseveró, por lo que "hay que estar pendientes para atender todas las reclamaciones".

"El cajón de sastre para todos los riesgos"

A continuación, Cristiana Báez-Safa, Head of European FSM de la entidad, se centró en las tendencias internacionales y en las claves para el aseguramiento de D&O. Así, se refirió a la evolución y réplica que se está dando en la legislación a nivel mundial, con la anticorrupción, el blanqueo, la competencia, la protección de datos y las sanciones. Asimismo, hizo alusión a que en los mercados difíciles por su parte, se dan mayores requisitos de compliance y controles internos para las sociedades. Además, otras tendencias internacionales son los ciberriesgos y las nuevas tecnologías, que representan nuevos riesgos y por tanto dificultan la gestión y el control, pero conllevan el desarrollo de nuevas coberturas y pólizas en pleno desarrollo.

"En esta globalización que vivimos se habla mucho del Enterprise Risk Management (ERM), con especial enfoque en la gestión de riesgos global de la empresa", reseñó. Así, se da la necesidad de estructurar programas internacionales adaptados. "La póliza D&O se convierte en el cajón para todos los riesgos", concluyó.

Sobre las claves para el aseguramiento de D&O, Báez-Safa resaltó la importancia de la claridad en la cobertura y la operación de la póliza. Además, argumentó que debe estar adaptada al riesgo de gestión de la empresa específica, con especial enfoque en la protección de los administradores personas físicas y cuyas coberturas puedan "viajar" con el asegurado y protegerlo en mercados extranjeros. En este sentido, aprovechó para confirmar la experiencia de QBE como asegurador con experiencia en siniestros D&O ya demostrada y enfoque en el cliente.

Noticias relacionadas

En caso de Brexit “no prevemos ningún impacto en los asegurados actuales o futuros”

QBE crece un 30% en primas en España en 2015

Las aseguradoras pagan 3,17 millones más de la fianza de Rato y su excúpula por la salida a Bolsa