El ratio combinado global se situó en el 97,1% (96,8% en 2011), siendo del 94,4% en el caso de la división europea, dos puntos por debajo del de 2011 (96.4%). El resultado técnico financiero del grupo alcanzó los 1.262 millones (964 millones de euros), 16% por encima de 2011, lo cual representa un margen técnico del 8%.

El grupo se muestra “optimista” con respecto a la evolución esperada para 2013, “manteniendo la expectativa de alcanzar un ratio combinado del 92%, con un incremento medio en tasas del 5%”.

RICHARD PRYCE, CEO DE LA DIVISIÓN EUROPEA A PARTIR DE NOVIEMBRE

Por otro lado, el grupo anuncia dos movimientos en su cúpula directiva. Steven Burns, actual CEO de la división europea de QBE, sucederá a Neil Drabsch como CFO del grupo en 2014, y Richard Pryce, actual deputy CEO, asumirá la posición de CEO para la división europea en noviembre de 2013.