“Nuestra prioridad es proporcionar seguridad a nuestros clientes y empleados y nuestra decisión de establecer una entidad legal en Bélgica asegura que podremos seguir prestando nuestros servicios, independientemente del resultado de las negociaciones del Brexit. Desde el punto de vista de nuestros clientes, corredores y empleados  mantendremos nuestra actividad comercial habitual y QBE seguirá operando desde y en toda Europa continental”, declara Richard Pryce, CEO de QBE EUROPEAN OPERATIONS.

La compañía está presente desde hace tiempo en Bélgica, donde en la actualidad cuenta con una oficina en Bruselas,  factor que ha  influido en la decisión final, junto con su  situación geográfica , el papel político de Bélgica en la UE y el respaldo de las autoridades reguladoras locales.

La sede de QBE European Operations  permanecerá en Londres y está previsto que la nueva entidad belga esté operativa  a principios de 2019. Este desarrollo permitirá a QBE respaldar a clientes y corredores de seguros en toda la UE desde sus oficinas en ocho países europeos, así como gestionar las operaciones  europeas que se desarrollan en el mercado de Londres.

COMPARTIR