El avance de datos de la filial europea se desgrana de las cuentas anuales del grupo en las que logró un beneficio neto de 844 millones de dólares (796 millones de euros), un 5% más que en 2015 (+16% en moneda constante).  El ratio combinado fue del 93,2%, mejorando el 94,3% de 2015, mientras que el volumen de primas suscritas se situó en 14.088 millones (13,300 millones de euros), un 2% menos por el impacto negativo de los tipos de cambio. En moneda constante, el crecimiento hubiese sido del 1%.

La División Europea contribuyó con 3.765 millones (3.550 millones de euros) en primas, un 3% menos, por la debilidad de la libra esterlina y las “estrictas políticas de suscripción aplicadas”. El ratio combinado queda en el 90,7%.

El grupo se muestra optimista respecto a los objetivos de primas para 2017 (en un nivel similar al de 2016) y de ratio combinado, en el entorno del 93,5%-95%.

COMPARTIR