El grupo matriz ha presentado esta semana unos resultados anuales en línea con las previsiones adelantadas el 9 de diciembre por su CEO, John Neal. Así, QBE INSURANCE GROUP ha sufrido pérdidas de 254 millones de dólares (185  millones de euros) al cierre de 2013, debido fundamentalmente a los ajustes que ha tenido que hacer en las reservas constituidas para siniestros anteriores en su división norteamericana.  El volumen de primas suscrito por el grupo ascendió a 18.000 millones (13.115 millones de euros), siendo la de la división europea de 5.225 millones (3.800 millones de euros), lo que supone un aumento del 4% respecto al año anterior.

El ratio combinado del grupo se situó en el 97,8%, que en el caso de la división europea ha sido del 96,1%. El ratio de siniestralidad neta del grupo fue del 64,5%, inferior al 66% registrado en 2012.

A pesar del resultado del pasado ejercicio, el grupo se muestra optimista con respecto a 2014 manteniendo la expectativa de alcanzar un ratio combinado del 93%, con un incremento medio en tasas del 2,5% y con unas condiciones de mercado estable. “Las medidas adoptadas en la división norteamericana y el programa de transformación operativa global en que está inmerso el grupo, y que supondrá un ahorro de costes del 2%, repercutirán en la mejora del ratio combinado a corto plazo”, se indica en el comunicado.