En su comunicado, la aseguradora señala que “está actuando con la máxima agilidad en el pago de los anticipos que comprometió para los afectados del accidente ferroviario”, y subraya que “no ha recibido ninguna queja de los afectados sino muestras de agradecimiento por la agilidad y facilidades que se han implementado para llevar a cabo todos los trámites del proceso”.

Además, reitera que “nunca antes en España en accidentes con multitud de afectados, se había procedido con tal celeridad al pago de cantidades a cuenta de una responsabilidad civil, que no se activa hasta que judicialmente no se haya dirimido quién es el responsable”.

Como se anunció en su momento, para hacer frente a estos anticipos, la entidad realizó de forma voluntaria un depósito judicial de 2.750.000 euros en la cuenta de consignaciones y depósitos judiciales del Juzgado de Instrucción Número 3 de Santiago para atender las necesidades económicas más inmediatas de los afectados”.

Comunica, asimismo, que en el momento de producirse el siniestro, contrató para el caso los servicios del despacho de abogados DAC Beachcroft. “La política de QBE es garantizar que las indemnizaciones sean justas y se proceda al pago de las mismas con la máxima celeridad una vez que se haya determinado la responsabilidad última”, se añade.

ALLIANZ NO ESTÁ SOLICITANDO EL BILLETE A LAS VÍCTIMAS DEL ACCIDENTE

Por otro lado, ALLIANZ SEGUROS emitió el jueves 22 de agosto un comunicado en el que desmentía las informaciones publicadas que afirmaban que la compañía estaba exigiendo el billete de tren a las víctimas del accidente ferroviario ocurrido el pasado 24 de julio en Santiago de Compostela.

“La compañía no ha solicitado a los afectados por esta tragedia el billete de tren, ya que entiende que en casos como este, no es un requerimiento necesario. ALLIANZ se basa en la lista de víctimas incluida en las actas judiciales para llevar a cabo sus obligaciones derivadas de la póliza del Seguro Obligatorio de Accidentes de Viajeros que Renfe Operadora tiene suscrito”, detallaba la entidad en su comunicado.

Recuerda que el mismo día en que se produjo el accidente, a través de ALLIANZ GLOBAL ASSISTANCE, se puso en marcha un dispositivo especial y se desplazó a un equipo de especialistas para atender a las personas lesionadas y a los familiares de las víctimas. Además, la compañía se ha puesto en contacto con los afectados de forma individualizada para proporcionarles información precisa sobre las coberturas de la póliza obligatoria de viajeros y los trámites que deben seguir.

Los viajeros afectados o sus derechohabientes tienen hasta 5 años para hacer valer sus derechos a ALLIANZ SEGUROS, desde el momento del accidente o desde el momento que sea posible efectuarla.