De este modo, entre otras, ofrece garantía ante daños y robos de recetas, protección ante roturas (incluyendo las cruces fijas de señalización de cualquier material, vinilos y mobiliario), deterioro de medicamentos por fallos en las cámaras frigoríficas y pérdidas de beneficios por la imposibilidad de expedir medicamentos como consecuencia de problemas eléctricos. Igualmente, mantiene coberturas como las de robo, daños por agua, incendio y daños eléctricos, Responsabilidad Civil frente a terceros, o accidente.

La mutua destaca las tarifas “muy ventajosas” de la póliza, así como su cuadro de profesionales de reparaciones y reformas, con asistencia urgente 24 horas para casos como incendios, explosiones, inundación o robo; acceso gratuito a un estudio de seguridad de la farmacia y la posibilidad de contar con la única alarma inmune a la inhibición con un importante descuento.