De los resultados del pasado año, la mutua destaca el reparto de 8,3 millones en concepto de participación en beneficios entre los mutualistas con seguros de ahorro y mixtos, lo que supone un incremento del 11,3% con respecto al año anterior. La rentabilidad de este tipo de seguros fue del 4,17%, con lo que la media anual en los últimos seis años está cerca del 5% de interés.

El presidente de la aseguradora, Miguel Carrero, explicó que el resultado global del pasado ejercicio arrojó un beneficio de 2,23 millones de euros después de impuestos, con un crecimiento de los fondos propios superior al 3%, rebasando los 68 millones. La facturación en primas sumó 270 millones, un 2% más, mientras que el ahorro gestionado, que en el caso de los seguros de Vida creció un 12%, rozó los 1.200 millones en este apartado, sumando planes de pensiones y EPSV.

Asimismo, Carrero hizo hincapié en el incremento del número de asegurados, cercano a los 225.000; la subida en la cartera de seguros a prima periódica, de un 4%, hasta alcanzar los 116 millones de euros; o la apertura de siete nuevas oficinas en diferentes puntos de España. Además, la mutua abonó a su colectivo cerca de 160 millones en concepto de prestaciones.

Por otro lado, puso el foco sobre el carácter “imprescindible” de ahorrar para la jubilación; el “continuo” esfuerzo de la mutua en la elaboración de nuevos productos acorde a las necesidades de los profesionales universitarios; la futura entrada en el ramo de Salud; o la ampliación de la cartera de productos en Portugal, país en el que la facturación global de la mutua ha crecido un 28%.