El ejercicio se llevará a cabo en diecisiete países europeos, entre ellos España. La prueba de esfuerzo abarca tanto planes de prestaciones definidas como planes de contribución definida.

“Los tests proporcionarán información y crearan conciencia de los riesgos y las vulnerabilidades del sector de las pensiones, al tiempo que evaluarán también los mecanismos de transmisión potenciales de las instituciones proveedoras de planes con el resto del sector financiero y la economía real”, valora EIOPA en su comunicado.

Enlace a información sobre primera prueba de esfuerzo  y la  evaluación cuantitativa para nuevos trabajos sobre Solvencia II