Por su parte, desde la compañía automovilista han difundido un mensaje de pésame por el fallecimiento de Brown, al que han calificado de “amigo de Tesla”. De hecho, el conductor solía compartir en las redes sociales videos en los que mostraba las capacidades del automóvil para guiarse solo por la carretera.

Según los investigadores, el accidente ocurrió el pasado 7 de mayo, cuando el camión de gran tonelaje que llevaba delante Brown en una autopista de Florida hizo un giro indebido y casi perpendicular para tomar una salida hacia la izquierda.

La maniobra no fue anticipada ni por el sistema de guiado del coche ni tampoco su conductor reaccionó, lo que hizo que el Tesla se empotrara a toda velocidad en el lateral del tráiler, que le arrancó el techo antes de seguir su marcha y terminar saliéndose de la carretera.

El fabricante ha asegurado que es el primer problema de esta gravedad que ha ocurrido con uno de sus coches, que han recorrido ya más de 130 millones de millas con ese automatismo de la conducción conectado.

 

Noticias relacionadas

Google confirma "cierta responsabilidad" en el golpe de su coche autónomo con un autobús