Gabriel Beiro, compliance officer y experto en ciberriesgos del bróker, detalló el nuevo escenario legal al que se enfrentan las personas jurídicas al ser penalmente responsables de los delitos cometidos en su nombre y beneficio, directo o indirecto, por administradores, directivos o empleados.

Para evitarlo se creó el denominado Corporate Compliance Program, “un programa de previsión y defensa que, diseñado en exclusiva para cada organización, permite identificar cuáles son los delitos que puede cometer en el ejercicio de su actividad y promover la cultura de la ética empresarial”, indicó. Con el objetivo de informar sobre las ventajas y las posibilidades que ofrece la protección integral, se habló de la importancia de contratar un seguro D&O.

En cuanto a los riesgos en el ámbito digital, Beiro hizo especial hincapié en la necesidad de prevención ante los posibles ciberataques. “Estas vulneraciones son tan perjudiciales como impredecibles”, advirtió, y aconsejó la contratación de un seguro de Riesgos Cibernéticos, “ya que, en caso de ataque, garantiza una reacción en menos de 24 horas para mitigar los daños derivados del mismo”, concluye.

Manuel Fidalgo, director comercial de S4, clausuró la jornada recordando “la importancia de adelantarse al futuro para garantizar, en la medida de lo posible, la estabilidad de las empresas. Se trata de aprovechar todas las ventajas que ofrece la economía digital pero con la tranquilidad de saber que se está protegido frente a posibles eventualidades”.