"En términos generales el sector asegurador tiene la misma precepción de los riesgos que el resto de la colectividad, incluso que el mismo Gobierno. Riesgos con la adquisición de predios, las consultas previas a comunidades y la obtención de licencias ambientales, son factores que preocupan. Sin prejuicio de lo anterior, se espera que las modificaciones introducidas en la ley de Infraestructura tengan un impacto positivo en ellos. Dicha ley crea, entre otros, mecanismos efectivos para la expropiación de los predios y simplifica el trámite de expedición de las licencias ambientales", detalla el directivo.

A lo que agrega que "otro asunto que debe tenerse en la mira es la financiación de las iniciativas. Según la ANI, si bien ya se ha dado el cierre contractual de los proyectos de la primera y segunda ola de las 4G, solo en uno de ellos se ha producido el cierre financiero. Este es un asunto que sin lugar a dudas debe hacérsele seguimiento y que esperamos evolucione favorablemente en los próximos meses".

Preguntado por si tienen las aseguradoras suficiente capacidad financiera para continuar cubriendo nuevas iniciativas, Botero aseverí que "con ocasión de la locomotora de la infraestructura anunciada por el Gobierno en años anteriores, Colombia se convirtió en un escenario muy atractivo para el desarrollo de la actividad aseguradora, particularmente para las compañías que ofrecen los ramos de cumplimiento, daños, responsabilidad civil"

"Es así como en los últimos años -añade el directivo-hemos observado la constitución de nuevas compañías que ofrecen estos seguros, y también, el interés creciente de los reaseguradores en participar en el negocio. Bajo esta dinámica es válido afirmar que actualmente existe capacidad en el sector asegurador para otorgar cobertura a nuevos proyectos".

 

Noticias relacionadas

FASECOLDA celebra en 2011 su 35º aniversario