Así, al cierre de 2013, el resultado antes de participación en beneficios e impuestos se situó en 55,9 millones de euros, cantidad de la cual los mutualistas recibirán 21,3 millones en concepto de participación en beneficios, mientras que otros 26,4 se destinarán a incrementar las reservas con el objeto de reforzar la solvencia y los 8,2 millones restantes corresponden a impuestos.

Los activos a valor de mercado gestionados por la mutua se situaron en 949,8 millones y las provisiones técnicas de seguro de vida (obligaciones futuras de la mutualidad con sus mutualistas) ascendieron a 805,5 millones.

Por su parte, los ingresos por cuotas alcanzaron al cierre del ejercicio los 46,1 millones y se destinaron casi 37 millones al pago de prestaciones. La rentabilidad media obtenida por los distintos Planes y Grupos de prestaciones (interés técnico garantizado, más participación en beneficios sobre provisiones matemáticas medias) alcanzó el 6,24%, siendo la rentabilidad media de la cartera de inversiones del 10,02%.

“Nuestros interesantes resultados económicos, unidos a que no renunciamos a los valores de cercanía, trasparencia y solidaridad propios del mutualismo, hacen que seamos una muy atractiva alternativa a las entidades financieras y aseguradoras convencionales”, subrayó el presidente, quien hizo mención a la profunda reforma emprendida el pasado año a fin de modernizar la oferta de productos de la entidad, adaptándolos a las exigencias de la Ley 27/2011 de modernización de la Seguridad Social.

También se aprovechó la Asamblea para presentar la nueva imagen corporativa como “reflejo externo de ese cambio”, coincidiendo también con el 70 aniversario de la mutualidad. El nuevo logotipo pretende simbolizar la unión y reflejar las puertas abiertas de PREMAAT, “porque sólo con la implicación de todos podremos seguir construyendo la mutualidad ágil, cercana y transparente que queremos ser”, aseveró Jesús Manuel González Juez.