Así lo ha confirmado Gilberto Quinche, presidente de POSITIVA, que ha explicado que la compañía solo se dedicará a crecer en estos ramos debido a “la recuperación que ha presentado este año respecto al anterior lo relacionado a la renta de pensiones, ya que se han registrado menos caídas en la Bolsa de Valores de Colombia (BVC)”.

POSITIVA espera crecer 100% en su línea de pensiones voluntarias, actividad que fue aprobada por la Superintendencia Financiera de Colombia hace un mes, con productos que promueven alternativas de aseguramiento para el ingreso futuro. “Vemos una oportunidad en este segmento porque aunque en los Fondos Privados de Pensiones hay un acumulado de ahorros, ya se sabe que hay un porcentaje de personas cuyos ingresos no les da para consolidar una renta vitalicia”, dijo Quinche en información de Fasecolsa.

“La industria está creciendo al 30% impulsada por los seguros de personas. Los de Vida tienen un ritmo de crecimiento menor. Nosotros estamos avanzando un 34% este año, porque tenemos nuevos ramos, a raíz de nuestra alianza con PREVISORA, lo que nos valora”, añadió.

Sobre los efectos de la alianza en 2012, el presidente de POSITIVA revela que esperan acabar el año con unos 550.000 millones de pesos (306 millones de dólares) en ventas, de los cuales 10.000 millones (5,5 millones) corresponden a las nuevas líneas de seguros generales. Para Alejandro Samper, presidente de PREVISORA SEGUROS, “el beneficio de esta alianza piloto es que en un solo esfuerzo comercial, los potenciales clientes van a tener acceso a productos de las entidades complementarias. Eso sin alterar la identidad de cada una de las empresas”, afirmó.

RETOS EN 2013

PREVISORA Y POSITIVA tienen por tanto el reto de aumentar la penetración de seguros en Colombia, que supone en la actualidad el 2,5% del Producto Interno Bruto (PIB).

Esta podría ser una tarea menos difícil si se considera, como apunta Fasecolda, que la industria crecerá en 2013, adicional a la rentabilidad de sus títulos en bolsa y primas emitidas, mirando otros horizontes con oportunidades, como lo son el desarrollo de la infraestructura del país, que demandará mayor aseguramiento en obras civiles y residenciales, que a su vez van a generar crecimiento en los ramos de seguridad social y de personas. Lo mismo sucederá con la protección de bienes, dado a que se espera un impulso en el consumo el próximo año, por la reducción en la tasa del Emisor.

COMPARTIR