En el caso de CENSEG, de acuerdo a la Superintendencia de Bancos y Seguros (SBS), se aplicó el literal a) del artículo 55 de la Ley General de Seguros, es decir, “suspensión de pagos en general”. La firma se vio obligada a cerrar debido a que no pudo cancelar a tiempo valores correspondientes a 20 pólizas de fianzas, a favor del Ministerio de Vivienda (Miduvi), dado que el monto asciende a 1,3 millones de sucres (50.8071 dólares), según la resolución publicada en el Registro Oficial del 16 de julio. La aseguradora debía entregar copias certificadas de las actas de finiquito de estas pólizas hasta el 17 de marzo a la Intendencia Nacional del Sistema de Seguro Privado, pero ello no se cumplió, informa ‘El Comercio’.

Darwin Ramírez, presidente de la Asociación Nacional de Asesores Productores de Seguros del Ecuador (Anacse), señala que un proceso de liquidación puede tomar varios meses, por lo que recomienda a los usuarios tener paciencia hasta que el organismo de control evalúe la situación financiera de la aseguradora y determine sus obligaciones.

El resto de firmas que entraron en el proceso este año son: AMAZONAS COMPAÑÍA DE SEGUROS, CAUCIONES S.A., COMPAÑÍA DE SEGUROS LOS ANDES, COMPAÑÍA ECUATORIANA DE SEGUROS, EL DORADO C.A., EL FÉNIX y OLYMPUS.

Por su parte, Patricio Salas, gerente de la Asociación de Compañías de Seguros del Ecuador (Acose), indica que el mercado asegurador en el país está en un proceso de reestructuración y fortalecimiento, como lo reflejan las estadísticas: el mercado asegurador del Ecuador movió el año pasado alrededor de 1.500 millones de dólares, principalmente por los seguros de Vida y de Autos. La Superintendencia está aplicando desde hace algunos meses reformas para fortalecer al sector.