La póliza incluye que ante la necesidad de que una persona tenga que ser operada en Guatemala otra persona pueda acompañarlo sin coste adicional. Para adoptar el plan en Estados Unidos la empresa que contrata al ciudadano tiene que ofrecerle este plan, tener sede en el país, lazos comerciales con Guatemala y un mínimo de 50 empleados.

El plan cubre, relata Jonson, el “reemplazo de cadera, rodilla, hombro, codo, procedimientos cardiacos, tratamientos oncológicos” y determinados cuidados para la salud de la mujer.

La comercialización de este plan se iniciará en Los Ángeles, Nueva York y Miami debido a la cantidad de hispanos que residen en estas ciudades.