ING NATIONALE NEDERLANDEN ha lanzado al mercado el ‘Plan Futuro Garantizado’, un seguro de vida ahorro con vencimiento prefijado, a elección del contratante, que ofrece un interés garantizado y participación en beneficios.

Según explica la aseguradora de Grupo ING en España, “en momentos con escasas opciones de inversión y en un contexto económico donde el precio del dinero está en mínimos históricos, ING NATIONALE NEDERLANDEN ha decidido responder a las necesidades del mercado lanzando ‘Plan Futuro Garantizado’. Un seguro de vida -añade- pensado para todas aquellas personas que quieren realizar un ahorro sistemático con el fin de obtener una rentabilidad garantizada, combinando diferentes tipos de aportaciones”.

La entidad resalta también que “el contratante del nuevo producto no sólo asegura un capital a vencimiento, sino que también protege a su familia frente a un inesperado fallecimiento. Además, en caso de sufrir una invalidez permanente o absoluta recibe una renta y una liberación del pago de primas básicas”.

Coberturas
‘Plan Futuro Garantizado’ ofrece tres tipos de coberturas: de supervivencia, de fallecimiento y de invalidez.

En la cobertura de supervivencia, la aseguradora abonará el capital asegurado al vencimiento del contrato, más la participación en beneficios alcanzada por la póliza; así, el beneficiario recibirá la prestación tanto en forma de renta como de capital, o de forma mixta.

En la cobertura de fallecimiento, los beneficiarios recibirán el capital asegurado de fallecimiento correspondiente a las primas básicas, “más las primas flexibles y extraordinarias capitalizadas por el tipo de interés que les corresponda”, explica.

Asimismo, en la cobertura de invalidez la aseguradora abonará una renta mensual que el cliente elige desde un mínimo de 1.200 euros al año y un máximo igual a 12.000 euros menos la prima básica. Además, el asegurado queda automáticamente liberado del pago de las primas básicas.

Ventajas
El nuevo lanzamiento ofrece una serie de grandes ventajas para los asegurados, “que se suman a las importantes ventajas fiscales a las que opta por ser un seguro de vida”, se aclara.

- Rentabilidad atractiva (interés garantizado más participación en beneficios).
- Coberturas de riesgo. Asegura una protección desde el principio, tanto por fallecimiento como por invalidez.
- Asegura liquidez a través de las primas flexibles y únicas extraordinarias. Asimismo, cuenta con posibilidad de rescate o anticipo para atender otros imprevistos.
- Buen tratamiento fiscal y soluciones a la transmisión hereditaria. Al ser un seguro de vida, los rendimientos anuales no tributan cada año, y se capitalizan a sí mismos. De igual forma se beneficia también de la inembargabilidad propia de este tipo de pólizas.

COMPARTIR