La presidenta de la asociación, Pilar González de Frutos, firma hoy una tribuna en 'El País' dentro de una amplia información sobre este sistema de valoración de daños que, como indica, “ha demostrado su utilidad social desde que echó a andar en los noventa”.

“La industria aseguradora defiende con firmeza la existencia del baremo de Autos. Los percibimos como un instrumento que beneficia a todo el mundo. Desde nuestro punto de vista, el baremo debe ser un instrumento lo más sencillo y objetivo posible”, argumenta González de Frutos. “La claridad resulta crucial, porque el seguro de automóvil es de suscripción obligatoria. Se trata de un instrumento de protección de amplio espectro social. Hombres y mujeres, ricos y pobres, jóvenes y no tan jóvenes; todo el mundo se beneficia de su existencia”, apunta.

Desde nuestro punto de vista de aseguradoras, apunta la presidenta de UNESPA, el baremo “debe abarcar todos los daños y perjuicios, evaluar su gravedad y marcar unas reglas claras sobre cómo actuar cuando se producen”. “Todo esto permitirá resolver de forma amistosa un elevado número de siniestros, como ocurre ahora”, concluye.