Rodrigo Salas  Senior Director y Co-Head de Seguros para Latinoamérica de FitchRodrigo Salas
Senior Director y Co-Head de Seguros para Latinoamérica de Fitch

Si bien la industria de seguros en la mayoría de los países de Sudamérica no es ajena al ambiente económico en que se desenvuelve, la etapa de desarrollo en que se encuentra le ha permitido mantenerse, hasta ahora, relativamente desacoplada del limitado crecimiento económico de 2015 y las pobres perspectivas para 2016. Sin embargo, más temprano que tarde, el crecimiento y desempeño de la industria aseguradora se podría ver entrampado en escenarios macroeconómicos más debilitados.

El importante avance y fortalecimiento de la institucionalidad de Perú y Colombia en la última década, además del conjunto de variables económicas, convierte a ambos países en atractivos destinos para el desarrollo de la industria aseguradora. Al igual que los mercados de seguros más avanzados de la región, su ambiente regulatorio evidencia un fortalecimiento progresivo en el cual gradualmente se han ido implementando normas alineadas con los principios de Solvencia II. Si bien el primaje en dichos países continúa concentrado mayoritariamente en aseguradores domésticos (62% en Colombia y 75% en Perú), en los últimos años hemos notado un amplio interés de aseguradores extranjeros por iniciar operaciones directas o bien propiciar procesos de fusiones y adquisiciones, tendiendo a desconcentrar el mercado. Los rangos de penetración y densidad de seguros aún se mantienen reducidos, particularmente Perú que se posiciona como uno de los países con un menor desarrollo de seguros de la región, sin embargo, al analizar el mix de prima de cada país notamos que ambos mercados presentan una sofisticación alta sobre una base de productos de diversificación amplia. Todo ello nos permite presagiar que ambas industrias presentan un fuerte potencial de crecimiento de mediano y largo plazo, el cual a pesar de la intensidad de la competencia permitiría el desarrollo de la industria aseguradora sobre la base de criterios eminentemente técnicos y una paulatina desconcentración de negocios.

PerúBuen dinamismo en el mercado peruano

El progresivo crecimiento del primaje de seguros en Perú, en promedios de 15% en los últimos cinco años, le ha permitido a la industria ir fortaleciendo la profundidad del negocio y evidenciar una tasa de penetración (Prima sobre PIB) que pasó de rangos del 1,5% en 2010 a niveles esperados cercanos al 2% en 2016. El volumen de prima suscrita en Perú crecería un 15% en 2015 hasta niveles de 3.482 millones de dólares al cierre del ejercicio fiscal de ese año, y mantiene amplias alternativas de productos de seguros que favorecen su adecuada diversificación de negocios. A pesar de las expectativas de limitado desempeño de la economía peruana para 2016, Fitch estima que el crecimiento de la prima suscrita debiese mantenerse en rangos del 15% durante el presente año, destacando el buen dinamismo que ha mostrado el segmento de vida, principalmente rentas vitalicias y productos individuales. La luz amarilla del semáforo viene aparejada con el proyecto de ley que se encuentra en el congreso, el cual modificaría radicalmente el segmento previsional y de retiro, y, que en opinión de Fitch, de ser aprobado podría traducirse en un freno a una industria de rentas vitalicias que en los últimos años ha impulsado el sostenido crecimiento de la industria de seguros en el país.

La industria de seguros en Perú mantiene una intensa competitividad, que se ha manifestado en constantes presiones tarifarias y una fuerte injerencia de los ingresos financieros sobre el desempeño final, y a su vez aún presenta una alta concentración de primaje en los actores más grandes del mercado, donde los cuatro mayores grupos aseguradores concentraron a noviembre de 2015 un 79,8% de la prima suscrita. Sin embargo, el fortalecimiento institucional y normativo, y las amplias expectativas de desarrollo de una industria todavía sub-penetrada, han abierto el apetito a la entrada de nuevos partícipes a la industria, principalmente extranjeros. Así, en los últimos tres años se incorporaron al mercado cuatro nuevas entidades y paralelamente los procesos de fusiones y adquisiciones se han mostrado muy dinámicos.

ColombiaColombia escala posiciones en la penetración de seguros

El también progresivo y atractivo crecimiento del primaje de seguros en Colombia, 12% en promedio en los últimos cinco años, le ha permitido posicionarse en la parte media-alta de penetración de seguros en la región, avanzando de niveles de penetración de seguros del 2,3% en 2010, hasta niveles cercanos al 2,7% al cierre de 2015. Así el volumen de prima suscrita esperada para el cierre de 2015 bordearía los 6.700 millones de dólares y mantienen una adecuada diversificación por ramo, evidenciando una importancia mayor en las coberturas de seguros obligatorias. La industria de seguros en Colombia mantiene una oferta amplia de pólizas, y manifiesta una tendencia de homogenización entre líneas de seguros de vida y generales, toda vez que en opinión de Fitch la mayor sofisticación del mercado asegurador y el facilitador para avanzar a rangos de penetración por sobre el 3% del PIB en la región van de la mano con un mayor dinamismo de los segmentos de seguros de vida.

Las expectativas de Fitch respecto del crecimiento del primaje de seguros en Colombia para 2016 son modestas en comparación con el promedio histórico, en rangos de entre 6% y 8%, afectados por una expectativa de menor actividad en líneas de seguridad social y vehículos. Lo anterior asociado a una ralentización del crecimiento económico y del parque automotor. En este escenario, el principal reto de la industria será sostener atractivos niveles de rentabilidad en un ambiente de alta competencia que presiona los márgenes técnicos y cuyo resultado neto depende fuertemente de los ingresos financieros.

El mercado de seguros colombiano continúa siendo atractivo a la entrada de nuevos aseguradores, mayormente extranjeros, y al mismo tiempo compañías de seguros capitales colombianos han intensificado sus operaciones fuera del país, especialmente en Centro América y países de la costa pacifico sudamericana. El ingreso de nuevos aseguradores en Colombia ha venido principalmente de la mano de procesos de fusiones y adquisiciones, donde Fitch no descarta que dichos procesos continúen en el mediano plazo. La agencia estima que la incorporación al mercado de aseguradores extranjeros de experiencia global facilita el desarrollo de nuevos segmentos y productos innovadores, ampliando con ello la frontera de producción de mercado y el atractivo de la industria financiera y de seguros del país.

 

“Ambas industrias presentan un fuerte potencial de crecimiento de mediano y largo plazo, el cual a pesar de la intensidad de la competencia permitiría el desarrollo de la industria aseguradora sobre la base de criterios eminentemente técnicos y una paulatina desconcentración de negocios”

COMPARTIR