Desafortunadamente, en España es frecuente conducir después de haber ingerido alcohol como lo refleja los resultados del Proyecto europeo DRUID´13 (Driving Under Influence of alcohol and Drugs), que estudia la prevalencia de consumo de alcohol y drogas entre los conductores y que apunta que doce de cada cien conductores lo hacen. A la espera de conocer los datos de 2015, la memoria que anualmente realiza el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses (INTCF) a una muestra de fallecidos en accidente de tráfico constata que en 2014 cuatro de cada diez conductores fallecidos en accidente de circulación dieron positivo en sangre a drogas y/o psicofármacos y/o alcohol.

Según explica en su comunicado, la Aseguradora Oficial de la Roja desea que los seguidores del combinado nacional puedan celebrar un nuevo éxito de su equipo sin sobresaltos y manteniendo en todo momento la prudencia en la carretera. Por ello, con esta promoción se pretende sensibilizar tanto los aficionados que se desplacen a Francia por carretera para asistir a los partidos en los estadios como a aquellos que sigan el campeonato desde España, sobre la importancia de no consumir alcohol si posteriormente se va a conducir.