En Autos, el volumen de primas alcanza los 303,8 millones, un 2,2% inferior a 2017, con un cartera en el ramo de 864.717 pólizas (-1,2%). La facturación en Patrimoniales y Otros suma 62 millones (-0,5%), mientras que la cartera de pólizas de Hogar queda en 317.462 (+0,1%).

El ratio de siniestralidad se ha situado en un 70,8%, frente al 71,3% de 2017. “Esta leve mejora se debe a los esfuerzos que se están haciendo en el control de costes así como a la apuesta por una cartera de calidad”, afirman desde la mutua, que concluye el año con un ratio combinado del 103,4% (104,4% en 2017%).

Con todo, el beneficio neto alcanza los 3 millones, lo que supone un aumento del 13,7% sobre el ejercicio anterior. Además, mantiene un nivel de solvencia 2,7 veces superior a la cuantía exigida. El capital disponible se ha situado en 361,8 millones.

Números rojos en el negocio Agrario

Por lo que se refiere a AGROPELAYO, los fenómenos meteorológicos adversos han provocado unos resultados negativos, con pérdidas netas de 5,29 millones, frente a los números rojos de 4,4 millones en 2017. La facturación en primas de la sociedad alcanzó los 148 millones, tras un crecimiento del 7,4%.

Por su parte, PELAYO VIDA, de la que la mutua es socio al 50% con SANTALUCÍA, reduce un 7% la facturación, hasta 12,2 millones, con una caída del 2,8% en los fondos gestionados (93,8 millones) y del 19,4% en el beneficio neto (1,7 millones).

Incrementar beneficios, fidelizar, diversificación y omnicalidad, claves del Plan 2019-2021

Coincidiendo con el anuncio de sus cuentas anuales, PELAYO informa de la aprobación del Plan Estratégico 2019-2021, cuyos objetivos prioritarios se enfocan en “incrementar beneficios, fidelizar a los clientes de mayor valor, implantar un modelo de omnicanalidad y seguir aumentando la diversificación del negocio”.

La mutua ha convocado su Asamblea General del ejercicio 2018 para el próximo 14 de marzo, contemplando la posibilidad de asistir por medios telemáticos y ejercer el derecho de voto electrónicamente.