“Las mutualidades de previsión social afrontan la crisis financiera en una posición fuerte y han mostrado capacidad y solvencia financiera frente a las turbulencias del mercado. A pesar de que la gestión de inversiones se ha enfrentado, en 2008, al peor año de su historia, ya que todos los activos han estado envueltos en niveles de volatilidad e incertidumbre sin precedentes, nuestras entidades en particular no han necesitado de las medidas que se han facilitado a otros sectores”. Este es el balance que del último año hace el presidente de la Confederación Española de Mutualidades, Pedro Muñoz, en las páginas de Actualidad Aseguradora, en una entrevista publicada en el número de esta semana.

Sobre esta base de solvencia, Muñoz avanza el papel que el sector de las mutualidades de previsión social quiere desempeñar en la revisión del Pacto de Toledo (“es necesario –afirma- tener en cuenta a todos los estamentos que participan en la previsión social complementaria y es fundamental contar con una mayor sensibilización política hacia esta materia”) y detalla sus propuestas para dar confianza a los ciudadanos e incentivar el ahorro a largo plazo, además de reivindicar el protagonismo que las mutualidades pueden tener en el desarrollo del seguro de Dependencia.

Tal y como adelanta Muñoz, el sector de las mutualidades de previsión social contabilizó el pasado año cerca de 2.360 millones de euros en primas, y sumó 2,45 millones de mutualistas.