El piloto volverá a participar en la carrera más dura del mundo junto a su copiloto Txema Villalobos después de finalizar con éxito, gracias a la ayuda del Cojín Inteligente, la pasada edición.

Conseguir con el coche los resultados que consiguió con la moto antes del accidente que sufrió en 2007 es el nuevo propósito que este año se ha planteado el equipo en el Dakar, donde no solo pretenden participar sino que buscan competir para volver a estar en los primeros puestos de la clasificación. Antes del Dakar, el piloto participará en la Baja Aragón y el Rally de Marruecos, dos carreras que le permitirán preparar el coche con el que correrá este año, un BMW X6 muy competitivo que supone un gran salto de calidad respecto al Mitsubishi Montero de la edición anterior.

Así lo confirmó ayer el propio Esteve durante la presentación de su equipo, que tuvo lugar en Barcelona en el auditorio del emblemático edificio de MGS SEGUROS. En el mismo acto, Araceli Ruiz, directora de Recursos Humanos y Comunicación de MGS-ONYX, recordó la especial vinculación existente entre la aseguradora y el piloto y su fundación, como lo demuestra mediante la donación de 1 euro solidario por póliza contratada y renovada a la fundación del piloto con la finalidad de ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas que, como Isidre Esteve, padecen una lesión medular.

COMPARTIR