Desde Amasfac ven la posibilidad de juntarlo en un mismo paquete para que lo vendan igual todas las compañías participantes. Un acuerdo de esa naturaleza superaría la propuesta del Ayuntamiento de que sea simplemente un seguro por responsabilidad civil o lo que es lo mismo por daños a terceros. “La idea es que cuando el ciudadano se acerque a comprar su seguro básico se le presente la opción de ampliar su cobertura por un precio alcanzable a todo bolsillo”, comentó.

La próxima semana se reúnen con las compañías de seguros para concertar una propuesta para presentarla con el secretario del Ayuntamiento, Eduardo Galaviz Ibarra, quien a su vez la revisará y en su caso pasará al cabildo de Benito Juárez para someterla a votación. La propuesta de Amasfac, según Hernández Arispe, sigue siendo salir con una suma asegurada determinada y no dejarlo abierto, como aparentemente estaba. En concreto, pretenden llevar una suma asegurada mínima de 250.000 pesos (19.439 dólares) y que las compañías de seguros propongan los costos de la prima, buscando que no sea muy costosa, es decir que no rebase los 1.000 pesos (77,7 dólares).

Del parque vehicular asegurado, ya sea por obligación del crédito del automóvil nuevo o por gusto del propietario, esperan un aumento del 30% en la contratación, pensando en que ese porcentaje sea el de ciudadanos que no esperen hasta que se emita una multa por circular sin cobertura. La ley considera que será vigente a partir del mes de enero y creen que si podrán cumplirse los plazos establecidos.