En primer lugar, la asociación considera obligatorio que el importe del rescate se pague a la empresa tomadora en aquellos supuestos en los que las primas no se hayan imputado fiscalmente a los trabajadores, para evitar un  beneficio injusto de la entidad aseguradora.  

En segundo lugar, considera que "el tratamiento de los compromisos por pensiones debe remitirse al contenido de las obligaciones contraídas en los respectivos Convenios Colectivos. La cláusula actual del apartado b) del Artículo quinto es demasiado genérica y no se ajusta a la particularidad de algunas negociaciones, como el Sector de Mediación de Seguros Privados, donde el pago de estos compromisos vinculados a la jubilación (y obligados a su exteriorización) se realiza siempre que la jubilación se solicite en el mes en que se alcanza la edad reglamentaria de jubilación”.