De este modo, aquellos clientes de la aseguradora que padecen algún tipo de lesión muscular, traumatismo o problemas de movilidad, podrán realizar las sesiones de fisioterapia necesarias hasta su completa recuperación. Será un fisioterapeuta profesional el que acuda al lugar elegido por el cliente para realizar el tratamiento más conveniente tras la evaluación de sus dificultades físicas y funcionales reales.

Así, “quien opta por realizar las sesiones de fisioterapia en su domicilio disfruta de una serie de ventajas como son una mayor comodidad, evita desplazamientos o el estrés de llegar a tiempo. Además, concertar una cita con el fisioterapeuta en el propio hogar favorece la conciliación de la vida laboral con la personal”, explica la aseguradora sanitaria. Asimismo -se añade- “se posibilita el ejecutar con normalidad las actividades de la vida cotidiana en función de cada problemática, y se favorece que el cliente, una vez finalizada la sesión, pueda decantarse por descansar, dormir e incluso tomar una ducha sin preocuparse por el desplazamiento posterior”.

Este nuevo servicio se suma a los de podología, analítica y ecografía que ya ofrece la compañía a sus clientes con el objetivo de ofrecer una asistencia médica adaptada a todas las necesidades.