En concreto, se han mejorado las coberturas de roturas, ampliándose las relativas a inhabitabilidad, pérdida de alquileres y de responsabilidad civil por agroturismo, “todo ello manteniendo un precio muy competitivo”.

Al mismo tiempo, la aseguradora ha revisado su oferta y normas de contratación para ajustarlas a la situación actual del mercado, y dar su apoyo a este segmento de actividad.

Este producto se complementa con el de ‘Responsabilidad Civil para Turismo Activo’, que ofrece cobertura a las diversas actividades lúdicas y deportivas que, cada vez más, ofrecen estos establecimientos, tales como rutas a caballo, rafting, cicloturismo, descenso de barrancos, montañismo, etc.