El producto, según informa la entidad, no solo presta el servicio funerario contratado por el asegurado, sino que está pensando también en la familia, que estará acompañada y asistida en todo el proceso por los gestores familiares que se ponen a su servicio. Estos realizan un acompañamiento personal y se ocupan de las gestiones necesarias, facilitando también la tramitación de los documentos legales.

Además, el seguro ofrece asistencia jurídica, que incluye asesoramiento telefónico para consultas legales, junto a la elaboración del  testamento a través de internet.

La asistencia psicológica a los familiares es otro de los servicios incluidos, al igual que asistencia mundial, que incluye traslado y la repatriación del fallecido y regreso anticipado del familiar, además de los gastos médicos, farmacéuticos y de hospitalización por enfermedad o accidente en el extranjero.

COMPARTIR