CPP ha lanzado un nuevo producto que protege a los ordenadores portátiles ante robos y averías, además de ofrecer otras coberturas para los módems USB y las conexiones a Internet.

“El uso de ordenadores portátiles y módems USB, que nos permiten realizar actividades multimedia y acceder a Internet desde cualquier lugar y a cualquier hora del día, ha ido en aumento en los últimos años. Por ello, la compañía CPP, especializada en la protección de elementos imprescindibles en nuestro día a día como los teléfonos móviles o las tarjetas, lanza al mercado ‘CPP Gadgets’, un producto innovador con el que ofrece protección para los ordenadores portátiles, los módems USB y las conexiones a Internet”, explica la entidad en una nota informativa.

La nueva oferta permite su contratación en dos modalidades; la primera es ‘PC Portátil’, que protege al usuario frente a robos, averías y accidentes fortuitos. Si se produce una sustracción, sólo es necesario remitir a CPP una copia de la denuncia y de la factura de compra del dispositivo. Una vez hecho esto, la entidad abonará al cliente la cantidad que corresponda -dependiendo de la forma contratada-, para que pueda adquirir un nuevo portátil. En caso de avería, el cliente sólo tiene que enviar la factura de la reparación junto con la de compra. CPP señala que “esta opción es especialmente útil cuando se trata de averías no cubiertas por la garantía del fabricante”.

La segunda modalidad es ‘PC Portátil+Internet’, que añade a las prestaciones anteriores la protección del módem USB y de las conexiones a Internet, tanto la del módem como de la línea ADSL del domicilio. CPP indica que se trata de coberturas especialmente útiles en caso de robo del módem USB o del portátil, al proporcionar indemnización para el abono de hasta tres mensualidades o para el pago de los gastos de penalización por cancelación anticipada del contrato de conexión. En caso de robo del módem USB, ‘CPP Gadgets’ proporciona una cobertura de hasta 200 euros para su reposición.

La protección del nuevo producto se extiende también al extranjero, “resolviendo así las dificultades de todos los usuarios, desde los que utilizan el portátil y el módem USB por cuestiones de comodidad, hasta los que lo emplean como herramienta de trabajo en su día a día, vayan donde vayan”, precisa la entidad.