Destaca los objetivos de crecimiento que el grupo se ha fijado, “y no solo para 2013”. “Hemos llegado a la conclusión estratégica –comenta- de que tenemos que crecer, vamos a invertir para crecer y estamos focalizando toda la organización a que el cambio de tendencia que hemos empezado a conseguir en 2012 se consolide en 2013 y vayamos más allá”.

Aunque “atentos a lo que ocurre en el mercado”, reconoce que “nuestro foco está en el crecimiento orgánico y, fundamentalmente, en el canal mediado”. “Somos una compañía multicanal fundamentalmente centrada en Autos y algo en Hogar. Queremos enriquecer nuestra oferta, diversificar más el resto de negocio de No Vida y también Vida. Nuestro principal reto es crear una oferta más global para la Mediación y para los clientes”, apunta.

Señala, por otro lado, que cada una de las tres marcas de la compañía (LIBERTY SEGUROS, GÉNESIS y REGAL) "tiene sus valores específicos y, a corto plazo, no tiene sentido perderlos". "Por eso queremos seguir trabajando con las tres. Bien es cierto que, en línea con nuestro plan estratégico, en los próximos años vamos a invertir y trabajar en la marca LIBERTY. Es muy apreciada y tiene unos niveles de notoriedad buenos, pero creemos que  aún podemos conseguir más de ella".

Sobre la situación general del mercado, hace hincapié en que en tras la crisis, “el contexto cambia y tenemos que estar muy atentos a esos cambios y responder deprisa y correctamente”. “Todos tenemos un reto de identificar los cambios, es obvio, y estamos gestionando el corto plazo de modo adecuado; pero tenemos que pensar en el medio plazo y ser rápidos para valorar los cambios de tendencia”.

Asimismo, incide en la importancia de tener al cliente en el centro de la compañía. “El cliente nos marca el paso. Está presionando mucho a los canales, a la Mediación, todos nos sentimos muy presionados por lo que nos exige. Es menos fiel, más difícil de ‘enamorar’, y este es un reto que tenemos encima de la mesa todos los que trabajamos en Seguros”, concluye.

COMPARTIR