Fernández Peña hace balance, en entrevista en exclusiva para el BDS, de los 20 años de actividad que acaba de celebrar la sociedad, consolidándose como un “negocio rentable y autofinanciado” que genera incluso despierta el interés internacional “como un caso de éxito sin precedentes equivalentes en ningún otro país”. De hecho, remarca, es “uno de los más eficientes e innovadores del mundo”. En su debe, ”quizás haga falta una mayor agilidad de decisión y dinamismo a la hora de afrontar proyectos estratégicos globales de innovación”.

 

Hace unas semanas se conmemoraba el 20 aniversario de la constitución de TIREA. ¿Cuáles han sido los hitos más importantes de la trayectoria de la sociedad en este tiempo?

Durante estos veinte años, aparte de constituir jurídicamente y operativamente la sociedad, se han creado las estructuras de prestación de servicios y todos los instrumentos necesarios para participar en la identificación, definición, construcción y puesta en funcionamiento de las iniciativas comunes y colectivas que el sector ha ido necesitando y demandando en los diferentes ámbitos de negocio y actividad aseguradora. Todo ello bajo un modelo de negocio rentable y autofinanciado con su propia actividad que permitiese la suficiente autonomía en la toma de las decisiones estratégicas de desarrollo de la compañía.

Echando la vista atrás, ¿consideráis que los objetivos con los que nació la entidad se han cumplido? ¿Cuáles han sido más difíciles de cumplir y por qué?

Sin lugar a dudas los objetivos iniciales se han cumplido y se han superado con creces. Hay que tener en cuenta que hace veinte años no se tenía una idea tan clara como ahora de la aportación de TIREA al sector, ni tampoco las tecnologías de la información estaban tan imbricadas en el proceso asegurador. Por ello, la labor realizada consideramos que ha sido de gran valor y ha contribuido de una forma muy significativa al desarrollo y modernización del seguro español.

¿Cuáles considera que han sido las principales aportaciones de valor generadas al sector?

Desde mi punto de vista, la principal aportación ha sido la creación de un marco de colaboración y confianza sectorial reconocido y aceptado por todas las partes. TIREA se ha convertido en un socio de confianza con el que todas las compañías colaboran para alcanzar los máximos niveles de eficiencia en los procesos aseguradores. Los resultados no cabe duda que han sido excelentes como lo muestra el interés internacional que despierta TIREA como un caso de éxito sin precedentes equivalentes en ningún otro país.

Desde un punto de vista más operativo, nuestras soluciones están permitiendo que cada día se implanten con total naturalidad soluciones tecnológicas de intercambio de información integradas en los procesos de negocio aseguradores de contratación y tramitación de siniestros de daños materiales y personales, en la gestión de relaciones con redes de proveedores, en la detección y la identificación de situaciones de fraude o en otros procesos de soporte actuariales y estadísticos.

 


85 ENTIDADES EN SU CAPITAL

En la actualidad. ¿cuántas compañías forman parte de la sociedad? ¿Hay planes para ir aumentando este número? ¿Cómo?

Actualmente participan en el capital social 85 entidades aseguradoras, además de otras instituciones sectoriales como UNESPA, el Consorcio de Compensación de Seguros u OFESAUTO. No está previsto realizar ninguna operación societaria en un futuro cercano para dar cabida en el accionariado a otras entidades, a pesar de que ha habido en los últimos años diversas peticiones para incorporarse a TIREA, especialmente desde empresas tecnológicas e inversores de capital nacionales e internacionales.


 

IMPLANTACIÓN TECNOLÓGICA “CON PRUDENCIA Y SENSATEZ”

Se dice, en ocasiones, que el Seguro se encuentra retrasado respecto a otros sectores en materia tecnológica. ¿Cómo lo veis en TIREA?

Desde nuestra perspectiva, el sector está perfectamente posicionado tecnológicamente y a la misma altura y con las mismas capacidades que cualquier otro. Es más, no cabe duda que el sector asegurador es uno de los más beneficiados por los avances tecnológicos de los últimos años y que mayor aprovechamiento puede obtener en temas como el análisis masivo de datos, los modelos predictivos basados en algoritmos de inteligencia artificial, el internet de las cosas, la tecnología cognitiva aplicada a la atención a clientes o la robotización de procesos de negocio. Lo que también es cierto, es que en el sector siempre se implantan los avances tecnológicos con prudencia y sensatez, una vez que se han superado las corrientes de moda y las iniciativas puramente experimentales.

¿Qué puede aprender la industria aseguradora de otros sectores para avanzar en su adaptación tecnológica? Y en el otro sentido ¿qué cuestiones relacionadas con las TI en seguros pueden ser una best practice para otros sectores?

Quizás haga falta una mayor agilidad de decisión y dinamismo a la hora de afrontar proyectos estratégicos globales de innovación, teniendo en cuenta que la experiencia y el paso de los años demuestra que las inversiones que se realicen, si son gestionadas y controladas adecuadamente, siempre generan resultados positivos a medio y largo plazo.

En sentido inverso, las múltiples iniciativas de colaboración sectorial en los ámbitos tecnológicos, operativos, de investigación y de análisis han posicionado al seguro español como uno de los más eficientes e innovadores del mundo. Los acuerdos de compensación sectorial y para la lucha contra el fraude, los sistemas de gestión de encargos y facturación de proveedores, los sistemas de tarificación sobre bases históricas objetivas, la capacidad para estandarizar cualquier proceso de colaboración entre compañías y sus interlocutores, …, son ejemplos de buenas prácticas perfectamente exportables a otros sectores.

 


ALTOS NIVELES DE RENTABILIDAD

Con el año 2017 recién cerrado, ¿cuáles son hoy día las principales magnitudes de la sociedad?

En el ejercicio 2017 rondaremos unos ingresos totales cercanos a los 24 millones de euros y un resultado después de impuestos de 3,8 millones de euros, manteniendo desde hace años unos niveles de rentabilidad sobre fondos propios por encima del 10%. El valor teórico contable de la acción se ha situado en torno a los 24,5 euros con una revalorización sobre el valor nominal cercana a las 6,5 veces. Es decir, unos resultados y una evolución francamente positivas a pesar de las importantes inversiones en estructura realizadas en los últimos años en materia de seguridad, alta disponibilidad y continuidad de servicio y gestión del nivel de calidad de prestación de servicios.


 

SERÁ MUY DIFÍCIL COMPROMETER LA ESTABILIDAD DEL SECTOR

Mirando a futuro, ¿cuáles son los principales retos tecnológicos que se les presentan a las entidades aseguradoras?

Digitalización, atención centralizada en el cliente, modelos predictivos comerciales y antifraude, robotización de procesos, telemática e IoT, medios de pago y nuevos servicios relacionados, gestión de la identidad y los datos de carácter personal, evolución hacia modelos de la conducción autónoma, … Todas estas novedosas tecnologías que están en el lenguaje habitual desde hace ya algún tiempo impactarán directamente en los modelos de negocio y en los planes de empresa, y tendrán que ir siendo abordadas progresivamente por cualquier compañía que quiera ser competitiva y mantenerse en el mercado.

Derivados de estos desafíos, ¿hay un riesgo disruptivo para las entidades aseguradoras?

La actividad aseguradora es mucho más compleja y requiere de estructuras muchos más consolidadas que lo que pueda ofrecerse desde una novedosa plataforma de comercialización y diseño de productos. Por supuesto que las entidades tienen que estar preparadas y mostrar la necesaria agilidad para hacer frente a cualquier desafío que pueda atacar su posicionamiento en el mercado, pero hoy por hoy, las bases de prestación de servicio de las entidades son muy sólidas, tienen una gran capacidad de respuesta y será muy difícil comprometer su estabilidad.

 

PROYECTOS DE FUTURO

¿Cómo se está preparando TIREA para ayudar a superar estos desafíos? ¿Cuáles son los objetivos estratégicos de vuestra sociedad para los próximos años?

La implantación y maduración de servicios sectoriales de valor añadido requiere un esfuerzo continuado durante meses e incluso años hasta que se alcanza un nivel razonable de penetración, consolidación y autosuficiencia económica. Por ello, intentamos constantemente la convivencia de servicios ya iniciados con la definición y puesta en marcha de nuevos proyectos e iniciativas sectoriales. En este sentido, y con vistas a los próximos años, estamos trabajando en distintas ideas entre las que destacaría el desarrollo de una herramienta de robotización para la liquidación de siniestros de diversos, un proyecto colectivo para experimentar en el área de la telemática de autos y una plataforma de medios de pago on-line con tarjeta utilizando los máximos niveles de seguridad en este campo.

También estamos dando los primeros pasos de un proyecto de innovación sectorial en el área de tramitación de daños materiales de automóviles, y queremos ser un referente en la utilización de tecnología blockchain proporcionando al sector herramientas y componentes básicos estandarizados para la realización de proyectos de identidad digital y desarrollo de smart contracts.

Uno de los temas de futuro (si no ya de presente) en el relacionado con el blockchain. ¿Cómo creéis que este sistema puede transformar el Seguro? Y Tirea?

Blockchain es una tecnología que facilita la automatización de procesos de forma distribuida generando un registro o libro digital contable totalmente seguro, cifrado, inviolable y auditable con la información transaccional que aporta cada participante. En este sentido, afectará de igual forma a todos los sectores y transformará progresivamente los procesos en los que intervienen múltiples partes de forma distribuida, ya sean procesos a nivel local o transfronterizos. En cualquier caso, será una tecnología más que convivirá gradualmente con otras actuales y futuras, y que tendrá sus casos de uso en los que su aplicación sea más apropiada. 

Uno de los temas claves a corto plazo serán los avances en materia de EIAC. ¿Será en 2019, cómo pide la Mediación, la fecha definitiva para consolidar el estándar en el sector?

Existe la voluntad política sectorial para que el EIAC sea el estándar definitivo de intercambio de información con la Mediación y así ha sido manifestada claramente por las principales Entidades. Las bases tecnológicas están definidas, diseñadas y construidas en parte. No hay por tanto ningún motivo de peso para que el EIAC no sea una realidad en los próximos años y se culmine un hito histórico en el sector.

 


IMPLICACIONES DEL BIG DATA

En cuanto al Big Data, ¿cómo puede beneficiar al sector? ¿Están las compañías preparados para ello?

La tecnología Big Data está dando sus frutos en la redefinición de procesos y la implantación de modelos ‘data-driven’ en las empresas. La utilización transversal de la información en las organizaciones por nuevas áreas de ‘analitics y data science’ y la integración de los datos independientemente de su origen y canal de procedencia tendrá efectos importantes en la orientación al cliente de los procesos, la definición de productos novedosos, la utilización de modelos predictivos de retención y venta cruzada, la gestión óptima de las prestaciones o la detección del fraude.

Desde TIREA, estamos también utilizando técnicas analíticas de datos en modelos predictivos de fraude de autos y de diversos, y en el tratamiento de información de daños corporales facilitando una visión completa de los lesionados de cada compañía relativa a la gestión asistencial y a la tramitación indemnizatoria.