BDS.- SOCIEDAD DE SEGUROS MUTUOS MARÍTIMOS DE VIGO cumple 120 años de actividad. ¿Cuál son sus orígenes?

Álvaro Martínez Riva.- La sociedad nace como compañía aseguradora de buques de pesca en 1896, ante el interés de un reducido grupo de armadores vigueses que, preocupados por los riesgos de la actividad pesquera y los problemas de un seguro marítimo complicado y costoso, deciden resueltamente afrontar de forma directa y solidaria el aseguramiento de sus barcos.

 

BDS.- ¿Cuáles han sido, a grandes rasgos, los hitos más destacados de su historia?

Álvaro Martínez Riva.- Esta mutua ha sido testigo de importantes acontecimientos históricos desde su creación. Algunos de ellos condicionaron de forma directa la vida de la sociedad, otros apenas dejaron huella. Los 120 años de vida avalan su política basada en la cuidadosa selección de los riesgos, el eficaz tratamiento de los siniestros y la adecuada gestión de los recursos económicos. Esta sociedad, que nació sin otra pretensión que proteger los intereses de los armadores y servir, en la medida de sus modestas posibilidades, al fortalecimiento de la industria pesquera, ha logrado consolidarse como una entidad de prestigio en el cumplimiento de sus objetivos

 

BDS.- ¿Cuáles cree que son los rasgos y valores definitorios de su entidad para alcanzar tan señalada efeméride?

Álvaro Martínez Riva.- El Consejo de Administración está formado por armadores que representan las diferentes pesquerías existentes, ofreciendo por ello una visión global y un amplio conocimiento de los problemas y necesidades del sector. El personal técnico está altamente cualificado y especializado en todos los ámbitos del seguro marítimo, ofreciendo al armador un asesoramiento completo y eficaz, tanto a la hora de contratar un seguro como en la resolución de los siniestros.

Creemos que el trato personal y cercano, así como la especialización en el entorno en el que se trabaja, es imprescindible para poder ofrecer el mejor servicio y la mejor solución aseguradora en el ámbito pesquero; por ello está en continua evolución, actualización, modernización e irá siempre de la mano de la industria pesquera

Mercado “muy blando” y siniestralidad “en claro ascenso”

BDS.- ¿Cuáles considera que son los retos principales a los que se enfrentan los seguros marítimos en general?

Álvaro Martínez Riva.- El volumen de primas de los seguros marítimos ha ido decreciendo en los últimos años, salvo en 2015, donde ha habido un ligero repunte. Las expectativas de crecimiento continuado de este tipo de seguro no son positivas, principalmente porque continúa siendo un mercado muy blando y con una siniestralidad en claro ascenso, particularmente para cascos, por lo que entendemos que uno de los objetivos principales debe ser que las compañías aseguradoras de este ramo endurezcamos las condiciones económicas de los seguros con el fin de recuperar de forma sostenida un balance positivo.

“Todavía nos queda mucho por hacer”

BDS.- En cifras, ¿cuáles son sus principales magnitudes (primas, barcos asegurados, resultados, presencia geográfica, canales de distribución, etc) y su evolución?

Álvaro Martínez Riva.- SOCIEDAD DE SEGUROS MUTUOS MARÍTIMOS DE VIGO se sitúa en el 8ª puesto del ranking de primas de seguro marítimo español, ocupando el 6ª puesto en el ranking nacional de seguro de pesqueros, según los últimos datos publicados por ICEA.

Los resultados del último ejercicio económico fueron de 382.801,50 euros. Por su parte, las primas imputadas totales a cierre del 2015 ascendieron a 4.517.754,45 euros para una flota de 423 embarcaciones, habiendo experimentando estas magnitudes una evolución positiva continuada durante los últimos 4 años.

La mutua realiza la distribución de forma directa y a través de mediadores de seguros. Sus oficinas centrales se encuentran ubicadas en la ciudad de Vigo, con delegaciones en distintos puntos de la Península Ibérica, incluido Portugal, ofreciendo asimismo un servicio de asistencia global a sus mutualistas en cualquier caladero del mundo.

 

BDS.- ¿En qué negocios operáis y qué servicios prestáis a vuestros mutualistas?

Álvaro Martínez Riva.- Actualmente ofrecemos cobertura de daños y responsabilidad civil para buques pesqueros que faenen en cualquier parte del mundo, así como cobertura de daños para la pesca a bordo y el transporte de mercancías por tierra, mar y aire.

 

BDS.- Mirando a futuro, ¿cuáles son las claves de vuestra estrategia en los próximos años? ¿Qué planes de crecimiento tenéis para medio plazo?

Álvaro Martínez Riva.- Entendemos que nuestra estrategia comercial debe estar siempre ligada a nuestro tamaño y especialización. Es nuestra seña de identidad y nos proporciona muchas ventajas frente a las grandes aseguradoras. El crecimiento de una mutua como la nuestra, donde tiene en el sector pesquero su principal mercado, va a estar siempre muy condicionado a las vicisitudes que rodeen al mismo; no obstante, nuestro objetivo es continuar expandiéndonos dentro del mercado español, en el cual todavía nos queda mucho por hacer.

Solvencia II, una oportunidad “para garantizar la transparencia”

BDS.- Se viene diciendo que la entrada en vigor de Solvencia II puede traer consigo un proceso de consolidación de entidades pequeñas ¿Comparte esta visión? ¿Cómo puede afectar Solvencia II al futuro de entidades mutuales con las vuestras?

Álvaro Martínez Riva.- Hace años que se vaticina que el sector asegurador español se dirige irremediablemente hacia un proceso de concentración que nunca acaba de producirse. La buena evolución del negocio y la holgada solvencia de las compañías lo han desincentivado. Ahora bien, aunque el sector está supercapitalizado, como han demostrado los últimos test de estrés a los que las autoridades europeas han sometido a la industria, los requisitos variables de capital en función del riesgo asegurado que impone Solvencia II pueden perjudicar a unas entidades más que a otras.  La escasa rentabilidad de los actuales tipos, unida al previsible aumento de la siniestralidad, puede provocar que algunas compañías se vean en dificultades en el futuro.

 

BDS.- ¿Cómo está siendo el proceso de adaptación de su entidad a las nuevas exigencias de capital?

Álvaro Martínez Riva.- Nuestra entidad ha completado con éxito la adaptación a las nuevas regulaciones, avalada por la gran solvencia de sus fondos propios, reflejo de su saneada estructura patrimonial y financiera, que le permite afrontar el futuro con garantías. La mutua ha entendido Solvencia II no solo como una obligación legal, sino también como una oportunidad para garantizar la transparencia en su gestión en beneficio de sus mutualistas.

COMPARTIR