Acceso a la 'Memoria del Servicio de Reclamaciones 2012'

VINCULACIÓN DE SEGUROS A HIPOTECAS

Entre otras cuestiones, el BdE se refiere a la situación habitual en la que las entidades bancarias ofrecen bonificar "el diferencial que, adicionado al tipo de interés de referencia, determina el tipo de interés aplicable, a cambio de la contratación de determinados productos y/o servicios".

En dichos casos, cuando "la suscripción de una póliza de seguros sea un requisito contractual establecido por una entidad de crédito para el otorgamiento de un préstamo hipotecario y/o para la bonificación del diferencial" y, por otro lado, "sea innegable la vinculación entre esta entidad y la compañía aseguradora, por la pertenencia de ambas entidades al mismo grupo financiero", el BdE manifiesta que "no parece admisible que la primera considere que las incidencias que puedan surgir con la referida póliza (entre ellas, su anulación por presunta falta de pago de la prima —con los efectos negativos que conlleva para el prestatario de la entidad de crédito, a más de asegurado «forzoso» de una compañía de su grupo—) sean cuestiones ajenas, que atañen exclusivamente al asegurado y a la compañía aseguradora".

Por el contrario, desde el Servicio de Reclamaciones del BdE se subraya que la entidad bancaria debe "velar especialmente" por que sus clientes "estén adecuadamente informados y sean conocedores, en cada momento, de la situación del seguro vinculado a la financiación concedida que ha sido concertada con una compañía aseguradora integrada en el mismo grupo financiero que aquella". Así, en el caso de que se produzca "el impago de algún recibo de la prima del seguro contratado, la entidad, de conformidad con las buenas prácticas y usos financieros que deben presidir su actuación, debería informar a su cliente y prestatario de la situación de su seguro tan pronto como conozca este incumplimiento, asegurándose de que ha recibido la comunicación emitida al efecto por la compañía aseguradora".

¿Y qué pasa si el cliente quiere cancelar, por ejemplo, un seguro de Hogar vinculado a la hipoteca? Pues que en ese caso "las entidades deben actuar con la máxima diligencia (...) justificando en todo caso que no se sufren demoras unilaterales e innecesarias o que estas no les son imputables".

MANTENIMIENTO DEL SEGURO TRAS CANCELACIÓN DEL PRÉSTAMO

Asimismo, llama la atención sobre otra "mala práctica bancaria": que las entidades bancarias "consientan en mantener contratados los seguros suscritos simultáneamente a la formalización del préstamo tiempo después de haber cancelado este, permaneciendo durante dicho tiempo como primer beneficiario de la cobertura, pese a que se habían extinguido sus derechos y obligaciones como acreedor, sin advertir de estas circunstancias a su cliente".

A pesar de llamar la atención sobre estas malas prácticas, el BdE recuerda que, salvo lo anteriormente señalado, en el caso de seguros, "la competencia del Servicio se circunscribe únicamente a valorar la actuación de la entidad como depositaria de los fondos de sus clientes y, por tanto, a comprobar si todos los movimientos que las entidades registran, cuentan con el preceptivo consentimiento de su titular". Por ello, insiste, lo concerniente a la comercialización de seguros —incluyendo la información previa, la formalización, la interpretación o la ejecución de contratos—, y de planes o fondos de pensiones, la competencia es de la DGSFP.

AMORTIZACIÓN DE PRÉSTAMOS

Otro motivo de reclamaciones, aunque sin llegar a ser estas relevantes, se presentan porque, "bien siendo exigida la contratación del seguro para la concesión del préstamo, bien siendo ofertada su contratación para bonificar el diferencial del tipo de interés, y cubriendo la contingencia de desempleo, acaecido el suceso de quedarse en paro el prestatario y asegurado, resultaba que solo cubría tal contingencia para empleados 'fijos' y no para eventuales o interinos, circunstancia que concurría en el asegurado en el momento de la contratación del seguro".

En este caso, "siempre y cuando la entidad hubiera sido mediadora en la colocación del producto, y sin perjuicio de las responsabilidades en las que, como tal, pudiera haber incurrido en materia de seguros, cuya valoración compete a otras instancias" -en referencia a la DGSFP-, el Servicio de Reclamaciones del Banco de España sí emitiría un criterio contrario a las buenas prácticas bancarias," al haber recomendado y/o intervenido en la contratación de un seguro con coberturas no adecuadas para la situación personal del cliente, cabiendo presumir, igualmente, que, al no cubrir tal contingencia, la prima hubiera sido inferior". "Ello, salvo que la entidad pudiera acreditar que advirtió debidamente a su cliente asegurado, quien, en todo caso, decidió suscribir el seguro con tal cobertura", precisa el BdE.