Tal y como se indica en el anuncio oficial de la operación, “la fusión implica la transmisión en bloque del patrimonio de las sociedades absorbidas a la sociedad absorbente que adquirirá, por sucesión universal, todos los activos, pasivos, derechos, obligaciones y relaciones de todo tipo de las sociedades absorbidas y la disolución sin liquidación de las sociedades absorbidas, circunstancia que conllevará la extinción de las mismas”.

Ganar eficiencia y optimizar procesos

Fuentes de GRUPO CATALANA OCCIDENTE, matriz de las sociedades implicadas en la operación, explican la marca PREVISORA BILBAÍNA se mantendrá y quedará configurada como una agencia de seguros dentro de la estructura organizativa de NORTEHISPANA. Se trata, indica, “de un cambio en la estructura societaria que nos permitirá ganar eficiencia y optimizar procesos”.



Asimismo, con la integración operativa de las dos compañías se mantendrán todos los puestos de trabajo (tampoco ha supuesto el traslado de empleados), así como el número de sucursales y la red de distribución a través de los mediadores.

El grupo recuerda que 2017 ha sido el año de la consolidación de PREVISORA BILBAÍNA, adquirida en 2016, dentro de los resultados de GRUPO CATALANA OCCIDENE, contribuyendo de manera muy satisfactoria tanto en el crecimiento como en la aportación de valor al negocio.

COMPARTIR