Respecto a si el cambio digital supondrá el fin del negocio de los mediadores, el directivo tilda de “agoreros” a quienes afirmaban que así sucedería. “Nosotros hemos demostrado que dotándonos de unas herramientas digitales adecuadas, podemos hacer que el mediador gane en posición y en valor aportado al cliente. Su tarea de asesoramiento es fundamental”, afirma al diario económico.

De igual forma, cree que las insurtech no van a ser una amenaza para las aseguradoras. “Tal vez acaben entrando en algunas partes de la cadena de valor del seguro, pero no veo a una nueva compañía capaz de quedarse con una cuota importante del mercado. La regulación es una barrera de entrada muy importante. Tal vez afecte más al ramo de mediadores”, argumenta. Esa barrera regulatoria también será clave para la entrada de los gigantes de Internet.

Si cambiará el papel de los fabricantes de automóviles por la gran cantidad de datos que recaban sobre el propio vehículo y la forma de conducir del usuario. “Por eso, creo que ganarán protagonismo y acabarán entrando de alguna forma en la cadena de valor del sector asegurador. Puede que incluso tengan un papel disruptivo. Más que el de las insurtech, desde luego”, concluye.

En la entrevista, Villa también repasa otros aspectos, como el gran papel para el Seguro español del Consorcio de Compensación de Seguros y TIREA (“el mercado español se caracteriza por combinar muy bien una feroz competencia, con una colaboración para asuntos estratégicos”); el impacto del baremo de autos (cercano al 9%) y la buena evolución de su alianza con Cajamar (“estamos creciendo por encima de la media del mercado”).

COMPARTIR