La entidad realiza una distribución diaria de los activos financieros para cada uno de los asegurados incluidos en el colectivo a través de una técnica de inversión que controla los niveles de riesgo, con el doble objetivo de aprovechar las potenciales ganancias en función de la situación de los mercados financieros y proteger la inversión de acuerdo al porcentaje de garantía elegido. Para ello, el valor de la inversión está compuesto por fondos de inversión que invierten 100% en renta variable y activos de protección para asegurar el capital garantizado.

El producto también le garantiza al cliente que, en caso de fallecimiento o incapacidad permanente del asegurado, sus beneficiarios recibirán el valor de la inversión más 3.000 euros.

COMPARTIR