Las instituciones de la Unión Europea han acordado las nuevas normas para revisar el marco de supervisión de las instituciones financieras europeas.