Para la cobertura del capital mínimo (MCR), la aseguradora muestra una suficiencia de casi diez veces más fondos propios disponibles respecto a los requeridos por el supervisor.

“Como consecuencia de la estrategia inversora de la mutualidad, basada en la prudencia, liquidez, disponibilidad y estabilidad de sus activos, unido al hecho de que no invierte en activos de riesgo como derivados o estructurados, así como la adecuada gestión y mitigación de los riesgos derivados de los contratos de seguro (suscripción), se garantiza de forma natural la solvencia de la entidad”, detalla en su comunicado.