Fernández-Lomana explicó que, con esta iniciativa (que cuenta con un vídeo de presentación), “queremos ampliar nuestro compromiso actual con los mutualistas a toda la sociedad desde la innovación y la investigación. Este proyecto será un espacio referente de opinión y reflexión independiente e intergeneracional, mediante el que, desde diferentes áreas del conocimiento, vamos a aportar valor a toda la sociedad en el ámbito de la cultura y la economía para el Envejecimiento, uno de los grandes retos las sociedades del siglo XXI”. En esta línea, adelantó, “la Escuela abarcará todas las áreas del conocimiento necesarias para abordar esta realidad, desde las ciencias actuariales, sociales, economía, demografía, biomedicina, psicología, ética, filosofía, humanismo o el derecho, entre otras. En definitiva, se trata de entender las realidades presentes y futuras del Envejecimiento creando lugares de debates con las instituciones que están involucradas en este proceso y contribuir de forma metodológica a sentar las bases de una nueva ciencia, la de la Economía del Comportamiento para el Envejecimiento”.

José Miguel Rodríguez-Pardo resaltó que “el Envejecimiento es el mayor reto y a su vez el mayor riesgo de nuestra sociedad”. Apoyó esta afirmación en el Barómetro 2019 de Riesgos Emergentes de la Federación Francesa de Aseguradoras, que considera que es el primer riesgo a tener en consideración. Aportó además otras proyecciones que apuntan que en 2060 podríamos encontrarnos en una situación próxima a un jubilado por cada trabajador y sobre esta base remarcó la intención de “aportar una reflexión crítica que ayude a avanzar en la toma de decisiones políticas sobre el envejecimiento, una cuestión que para nosotros no es un problema de nuestra sociedad sino un avance social y un reto que debemos abordar, y cuanto antes mejor”.

Prestigioso Consejo Científico y primeros trabajos

MUTUALIDAD DE LA ABOGACÍA no ha regateado esfuerzos en esta iniciativa y ha configurado como apoyo un Consejo Científico formado, según se resalta, “por prestigiosos y reconocidos nombres de sus respectivas especialidades, con acreditada independencia y comprometidos con la misión social y los valores de la Escuela”. Sus miembros son: José Miguel Rodríguez-Pardo (presidente); Fernando Ariza (coordinador); Laura Duque (secretaria); María Luz Durban; Antonio Garrigues Walker; Emilio Lamo de Espinosa; Antonio López Farré; Victoria Ortega Benito; Carlos María Romeo Casabona; y Amelia Valcárcel Bernaldo de Quirós.

La Escuela ha puesto en marcha ya los primeros trabajos de investigación. El primero, sobre el “Comportamiento del consumidor y la determinación de los estímulos del ahorro para los jóvenes”, se está llevando a cabo con el Laboratorio de Economía Experimental de la Universidad de Valencia, LINEEX. El segundo, en colaboración con AGERS, es una investigación sobre “El envejecimiento en la empresa, nueva medida del mapa de riesgo empresarial”, que permitirá medir los cambios que deben afrontar las empresas ante el nuevo escenario de la longevidad más allá de la Cuarta edad. A ambos se sumarán foros de debate, jornadas y seminarios, la edición de libros, artículos y otros trabajos de investigación, así como la convocatoria de premios de contenido doctrinal al mejor estudio de carácter científico que pueda contribuir a la elaboración de pensamiento y su aplicación a decisiones empresariales y políticas en este ámbito de actuación.

El próximo mes se abrirá un espacio en la web de la Fundación Mutualidad de la Abogacía, con personalidad propia, que enlazará con la microweb creada ad hoc para alojar todos los contenidos que se deriven del desarrollo científico de la actividad de la Escuela. Mientras tanto tendrá su espacio e imagen propios en redes sociales bajo el perfil de @EdPFMA.