Este excedente se va a acumular íntegramente a reservas, de manera que los fondos propios alcanzarán, tras esta aportación adicional, los 266 millones, un 10,58% más que el año anterior, “consiguiendo que el margen de solvencia siga estando cubierto íntegramente con fondos propios, sin necesidad de computar las plusvalías tácitas para cubrirlo, como exige Solvencia II”, valoran los directivos de la aseguradora.

Rentabilidad del 5,78% de las inversiones

De las principales cifras, destacan que el volumen de las aportaciones ingresadas se ha elevado hasta 531,6 millones, un 2,7% más frente a los 517,5 millones de 2014.  El número de mutualistas queda en 190.892  y la rentabilidad neta de las inversiones se ha situado en el 5,78% sobre los activos invertidos, lo que permite retribuir a los mutualistas con el 5,20% (90%). Así con todo, el ahorro gestionado crece un 12,69% anual, hasta 5.270 millones de euros.

Además, el ratio de los gastos de gestión sobre el ahorro gestionado se han situado en el 0,24%, reduciéndose con respecto del año anterior que fue del 0,27%. En cuanto a las inversiones, el valor contable de las mismas asciende al cierre del año a 6.180 millones, con un aumento del 8,9%. De ellos, 457 millones corresponden a inversiones inmobiliarias, y los restantes 5.723 millones a inversiones financieras y tesorería.