El presidente de la aseguradora, Enrique Sanz Fernández-Lomana, desgranó este pasado sábado en la Asamblea General las líneas maestras de actuación para el próximo quinquenio. También informó de la creación de un órgano asesor formado por profesionales con experiencia y demostrada capacidad de liderazgo en el ámbito financiero y empresarial cuyo asesoramiento tendrá carácter consultivo y representativo.

Este comité está compuesto inicialmente por el catedrático y presidente del grupo de expertos para la última reforma fiscal de 2015, Manuel Lagares; el que fuera vicepresidente y consejero delegado de CaixaBank, Juan María Nin Génova; el presidente de Renta 4, Juan Carlos Ureta; y José Miguel Rodriguez-Pardo, economista, actuario y exdirector general de BBVA SEGUROS.

El presidente también explicó que, junto con esta medida, la mutualidad ha fortalecido las competencias de sus órganos de gobierno y ha adaptado su estructura “a las exigencias de un sector asegurador y de previsión cada día más exigente y complejo”.

Batería de medidas legales por la inversión en Banco Popular

En su intervención ante los mutualistas (que aprobaron las cuentas de 2017 y los presupuestos para 2018), Fernández-Lomana se refirió a la inversión de la mutualidad en el desaparecido Banco Popular, precisando que la pérdida de la inversión está contabilizada en el ejercicio 2017 y en la rebaja de las expectativas iniciales de rentabilidad del ejercicio que ha pasado del 5 al 4,65%, por lo que ya no tendrá ningún efecto negativo en el futuro. Y “si recuperáramos nuestra inversión, los mutualistas verían incrementada la rentabilidad del ejercicio en que fuera contabilizada”, añadió.

El presidente también explicó las medidas jurídicas que la mutualidad ha puesto en marcha en defensa de sus intereses que pasan entre otras por la personación en el procedimiento penal seguido ante la Audiencia Nacional, sin que se descarte “el ejercicio de otras acciones de naturaleza administrativa o civil, tendentes a la recuperación de nuestra inversión”.


El presupuesto de 2018 mantiene la tendencia alcista

El director general, Rafael Navas, presentó el presupuesto para este año donde la previsión de crecimiento de las aportaciones de los mutualistas se situaría en el 2%. Los datos hasta el mes de abril están en la línea de los objetivos fijados e incluso algunas partidas se van mejorando.

El ahorro gestionado, se ha situado a finales de ese mes en 6.885 millones, un 10,35% más que en abril del año anterior.  Las aportaciones de los mutualistas suponen un total de 232,8 millones y, por lo que respecta a los ingresos financieros netos, hay que destacar que se han situado en 121,7 millones, en línea con la rentabilidad a conseguir al cierre del ejercicio.