Siguiendo el modelo de su primera operación en el continente -el grupo asegurador chileno BCI-, el grupo presidido por Ignacio Garralda tendrá opción de ampliar, a partir del cuarto año, su participación y tomar el control de la entidad.

La operación ya ha sido aprobada por los Consejos de Administración de ambas aseguradoras y se espera que pueda materializarse en los primeros meses del año próximo, una vez obtenidas las autorizaciones de los organismos competentes y entes reguladores. Una vez se complete el proceso, Jorge Mora mantendrá la Presidencia y MUTUA MADRILEÑA nombrará dos de los 5 consejeros de la compañía, ocupando la Vicepresidencia, que asumirá Mirenchu Villa, directora general adjunta de Internacional y Participadas del grupo español. Éste designará también al director de Control de Gestión y al director de Planificación Estratégica, ambos presentes en el Comité de Dirección.

La actividad de SEGUROS DEL ESTADO se concentra básicamente en el negocio de No Vida, que representa el 91% de la facturación. La compañía, presente en los ramos de Autos, Salud, Caución y Vida, entre otros, es líder en Caución y en SOAT, el seguro obligatorio que tienen que contratar todos los vehículos que circulan por Colombia y que cubre únicamente daños personales en caso de accidente, excluyendo cualquier daño material de los vehículos. En concreto, mantiene un 31% de cuota de mercado en este segmento de negocio. Cuenta con 3,5 millones de asegurados y 1.550 empleados. Su distribución se basa principalmente en una red de 2.100 corredores, más de 5.000 puntos de venta y 37 sucursales propias en 24 ciudades.

Desde MUTUA MADRILEÑA se recuerda al anunciar el acuerdo que “el mercado asegurador colombiano ha tenido un fuerte crecimiento en los últimos cinco años y es uno de los que más se ha desarrollado en términos reales en América Latina, impulsado especialmente por los ramos de Auto y SOAT (Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito). De cara al medio plazo las perspectivas económicas del país son muy favorables y se espera un crecimiento acelerado que favorezca, todavía más, el desarrollo del sector. En este sentido, las previsiones apuntan a que los seguros No Vida registrarán un crecimiento de en torno a un 7% en los próximos años, el mayor aumento del sector en América Latina”.