El sistema acredita, en concreto, que la mutua ha implantado un conjunto de controles adecuados para asegurar la confidencialidad, integridad y disponibilidad de sus sistemas de información, así como para identificar, prevenir, eliminar o reducir eficazmente riesgos o amenazas.  Además, permite cumplir con las distintas legislaciones de protección de datos de carácter personal, servicios de la sociedad de la información, comercio electrónico, propiedad intelectual y todas aquellas normativas relacionadas con seguridad de la información.

“El reconocimiento pone de manifiesto nuestro compromiso con nuestra vocación de servicio al cliente, la excelencia y la mejora constante de todos nuestros procesos”, afirma Rafael Arnedo, subdirector general de Medios de la aseguradora.

En el caso de MUTUA MADRILEÑA, la auditoría realizada por AENOR confirmó que el sistema vigente cumple con todos sus requisitos para obtener la certificación.