“Estudiamos en la actualidad diversas opciones para alcanzar acuerdos en bancaseguros, que nos permitan ampliar nuestra red comercializadora. Pensamos que los acuerdos de bancaseguros son un buen instrumento para comercializar nuestros productos”. El mensaje fue lanzado por el presidente de la aseguradora, Ignacio Garralda, durante la Junta General de Mutualistas de 2009, celebrada este pasado miércoles.

“Me gustaría cerrar un acuerdo este año”, añadió posteriormente Garralda, aunque matizó que la aseguradora adopta “una doble cautela”. “La primera -explicó- es ser muy prudentes dado que, en el pasado, hemos visto algunos acuerdos en esta materia que se cerraban a unos precios que, a veces, iban asociados a planes de negocio demasiado voluntaristas por parte de las entidades financieras”. Hoy, remarcó, el mercado ha puesto “las cosas en su sitio” y los precios son “más razonables”. La segunda cautela “hay que tomarla ante el cambio estructural del sistema financiero que puede producirse en España en los próximos años”.

La búsqueda de alianzas con bancos o cajas, así como el desarrollo de “filiales y actividades que nos permitan acometer nuevos mercados” (como es el caso de la reciente creación de MM GLOBALIS, para el segmento de flotas y 'renting'), forma parte del Plan Estratégico 2009-2011 y, remarcó Garralda, “no es incompatible” con el objetivo de reforzar el papel del mutualista, aportarle valor y potenciar la política de reversión al asegurado.

El plan estratégico de MUTUA MADRILEÑA, comentó su presidente, “contempla explícitamente nuestro deseo e intención de aplicar recursos financieros al desarrollo del negocio asegurador, reduciendo en esta medida nuestras inversiones inmobiliarias y financieras”. "Tenemos el dinero y la intención”, apuntó. En esta línea, además de la comentada búsqueda de nuevos canales de comercialización, Garralda avanzó la apertura, en el área de Salud, de sendos centros médicos de “alta resolución” en Barcelona y, dentro de unos dos años, en Madrid. Al respecto de su filial ARESA, cuya integración en el grupo se espera finalizar este año, adelantó que la inversión en el proceso de incrementar los niveles de calidad, “repercutirá en sus beneficios de 2009, pero permitirá una mejora de los resultados a partir de 2010”.

Reducción de la concentración inmobiliaria en Madrid

Garralda también se refirió al cambio en la estrategia de inversión inmobiliaria de la mutua, apostando por la diversificación. “Es posible -comentó- que reduzcamos, en alguna medida, el grado de concentración de nuestros edificios en el Paseo de la Castellana de Madrid y que realicemos, si surgen oportunidades atractivas en precio y zonas urbanas privilegiadas, alguna nueva adquisición en otras capitales europeas”. Matizó, posteriormente, que por el momento no hay “ni una primera aproximación” para la compra de inmuebles en el extranjero, pero serán, en todo caso, “los mejores edificios, en las mejores ciudades”, como París, Londres o Berlín.

En su discurso a los mutualistas, Garralda remarcó que la mutua ha logrado cortar la “preocupante pérdida neta de pólizas de Autos” que venía registrando desde 2007. La caída se frenó 2008 y la recuperación observada en los últimos meses del pasado año “parece haberse consolidado, ya que en los cuatro meses transcurridos en 2009 hemos contratado 48.147 nuevas pólizas”, lo que supone un aumento del  45% y un saldo neto positivo de 5.879 contratos. “A este cambio de tendencia ha contribuido no sólo el ajuste tarifario, sino una acertada política comercial”, afirmó.

Otro mensaje más que Garralda lanzó a los mutualistas es la “política de contención del gasto”, que llevará a que, aunque se mantendrá este año la inversión en publicidad, “ya no patrocinaremos el circuito de regatas MEDCUP en su integridad, y el próximo año dejaremos de patrocinar la escudería de Renault en F1”. Por último, se refirió a la publicación del primer informe individual de Responsabilidad Social Corporativa, y a la Fundación Mutua Madrileña, que ampliará su ámbito de actuación, “incluyendo actividades de carácter social y cultural vinculadas a nuestra base de mutualistas”.