MUTUA MADRILEÑA cerró el primer trimestre del año con un beneficio neto de 20 millones de euros, cifra que contrasta con los 192,2 millones obtenidos en el mismo periodo de 2008, cuando se contabilizaron 420,7 millones de euros de plusvalías por la venta de la participación del 1,17% de Banco Santander, informa Europa Press. El resultado asegurador No Vida del primer trimestre se estableció en 10,8 millones de euros, frente a los 34 millones de euros del ejercicio anterior, lo que representa una disminución del 68,2%.

Desde la aseguradora se hace hincapié en que estos resultados se han obtenido en un contexto de mercado de gran dificultad por la caída de las ventas de los vehículos nuevos, así como por la aplicación del plan estratégico 2009-2011, que tiene por objetivo mantener o reducir los costes de los mutualistas mediante la rebaja de tarifas o la inclusión de nuevos servicios sin aumento de precio. Estos factores llevan a que los ingresos por primas hayan experimentado una caída del 6,5%, para quedar en 268 millones.

Fuerte crecimiento de la contratación de nuevas pólizas

No obstante, la entidad informa que la contratación de nuevas pólizas creció un 42,5% en este primer trimestre, lo que ha permitido lograr un crecimiento neto positivo de 2.637 pólizas, frente a la pérdida experimentada de 6.412 en los tres primeros meses de 2008; adelanta que la evolución del segundo trimestre consolidará esta tendencia positiva en la contratación.

Por otra parte, los rendimientos de las inversiones financieras en 2009 disminuyeron como consecuencia, fundamentalmente, de la caída de los tipos de interés de referencia registrada desde verano de 2008 y que se han intensificado en el primer trimestre del presente año. En esta línea, se han provisionado 8,7 millones por la caída de la cotización de Sacyr.

A 31 de marzo de 2009, el margen de solvencia No Vida de MUTUA MADRILEÑA se situaba en el 1.801% del mínimo legal exigible.