El presidente de MUTUA MADRILEÑA, Ignacio Garralda, argumentaba así la respuesta que el grupo quiere dar a este desafío a través de uno de los tres pilares de su Plan Estratégico 2018-2020: la movilidad y la transformación digital. "Tenemos el objetivo de ampliar nuestra presencia en el mercado de la movilidad con el fin de contribuir a solucionar los problemas de desplazamientos que puedan llegar a presentarse en las grandes ciudades, ofreciendo alternativas de movilidad sostenible", comentó ayer el directivo en su discurso en la Junta General de Mutualistas.

Confirmó, como ya anunció en la reunión del año anterior, que se van a invertir en el proceso de transformación digital 175 millones, que "nos permitirán no solo dotarnos de los recursos tecnológicos necesarios para sumir con éxito este reto, sino también para hacer de MUTUA una organización más eficiente, más ágil, más innovadora y más cercana a los mutualistas".

Gestión de patrimonios e internacionalización

Haciendo referencia a plan estratégico, Garralda apuntó también a las otras dos líneas de actuación principales. En primer lugar, el asesoramiento financiero y gestión de activos: "Proseguimos impulsando nuestro crecimiento orgánico y Mutuactivos fue la gestora española incluyendo los grandes bancos que consiguió un mayor crecimiento de suscripciones netas a sus fondos en abril; en concreto, 164 millones".

En segundo lugar, en la estrategia de expansión internacional, "la buena marca de nuestra inversión en Chile nos anima, además, a seguir explorando los mercados internacionales y analizar las oportunidades que se nos presenten para ampliar nuestra presencia internacional", anticipó. El proceso de diversificación es "una forma más de garantizar el futuro de MUTUA MADRILEÑA", remarcó Garralda.


MUTUA MADRILEÑA aumentará en 100 millones las inversiones en energías renovables

La Junta General de MUTUA MADRILEÑA aprobó todos los puntos sometidos a la ratificación, entre ellos la integración de MM HOGAR y las cuentas de 2018 (con un beneficio neto de 266,9 millones de euros, un 6% más que en 2017, y el mayor ratio de solvencia de los grandes grupos aseguradores europeos, 350%). Su presidente, Ignacio Garralda enfatizó, al respecto que la tasa de abandono en Autos se sitúa actualmente alrededor del 9%, lo que supone "solo una tercera parte de la del sector". "La contención de precios de la que hacemos gala y el mayor uso se hace de los servicios propician una mayor siniestralidad, pero, al mismo tiempo, una mayor fidelidad que en el resto del sector".

En todo caso, remarcó la "mayor eficiencia operativa", con unos gastos de explotación que el pasado año se situaron en el 14,7%, frente al 20,2% de media del sector. Así con todo, el ratio combinado en Autos de la mutua se situó en el 93,5%, mientras que en el sector se elevó al 94,8%.

Por otro lado, se refirió a la política de gestión patrimonial de la inversión en diferentes tipos de activos: "De momento, ya hemos comprometido en una treintena de estas inversiones alternativas 470 millones de euros y, a la vista del excelente retorno que nos están proporcionando, con una rentabilidad que en 2018 se situó en torno al 9%, vamos a seguir incrementándolas". Adelantó que "tenemos el objetivo de invertir hasta 100 millones adicionales en energías renovables un segmento de inversión que considerados atractivo y que se sumarían a los 30 millones que ya hemos destinado a este ámbito".

Finalmente, se anunció que MUTUA MADRILEÑA congelará las tarifas este año al 50% de sus mutualistas de Autos.

"Es sumamente irresponsable no reconocer la gravedad y dimensión del problema de las pensiones"

"Las incertidumbres políticas que hoy en día permanecen abiertas en nuestro país y la mayor presión fiscal que, tarde o temprano, puede terminar afectado a las inversiones empresariales, hacen necesario, que, en aras del bien común, los partidos políticos intenten y consigan alcanzar acuerdos de estabilidad que permitan a España mitigar los efectos de estas incertidumbres", afirmó el presidente de la mutua.

Para Garralda, España debe abordar, por un lado, una reforma educativa que facilite a los jóvenes encarar el futuro con mayores posibilidades Por otro, se hace imprescindibles cambios en los sistemas de pensiones, mediante una reforma estructural y no basada en medidas puntuales". Es sumamente irresponsable no reconocer la gravedad y dimensión del problema", concluyó.