En cuanto a la siniestralidad, según datos ofrecidos ayer por la aseguradora, se ha producido un empeoramiento de 3,66 puntos, situándose globalmente en el 61,11%, “consecuencia de un repunte debido al mayor uso de los vehículos y a fenómenos atmosféricos”, explica.

Por otro lado, durante el ejercicio ha obtenido unos rendimientos netos de 0,699 millones de euros de las inversiones financieras y, “a consecuencia de una estricta política de gastos”, se ha conseguido una disminución de 0,66 puntos en los gastos de gestión, que han quedado finalmente en un 31,96% sobre las primas imputadas de seguro directo.

Al cierre de 2015 los fondos propios disponibles de la aseguradora han alcanzado los 30,98 millones de euros, que, sobre el capital de solvencia obligatorio de la entidad, representan un ratio del 302%.