El seguro que se distribuirá la mutua -dirigido exclusivamente a la vivienda habitual- tiene un período de carencia de seis meses y sitúa las primas medias entre los 500 y los 2.800 euros, dependiendo de los factores de cálculo de probabilidades de cada caso, calculadas para hipotecas medias de 120.000 euros de capital pendiente y puede abonarse de una vez o de forma fraccionada.

Este seguro, cabe recordar, no solo libera al asegurado de seguir pagando la deuda pendiente, los intereses de demora, los intereses remuneratorios y las costas judiciales, sino que también facilita asesoramiento para la eliminación de las cláusulas abusivas. En este sentido, la póliza tendrá los mismos efectos que una dación en pago, ya que libera al asegurado y a los avalistas de cualquier deuda ante la entidad financiera con la que hubiera contratado su crédito hipotecario.

José María Martín Gavín, director Comercial y de Desarrollo Estratégico de PREVENTIVA SEGUROS, reconocía hace unas semanas, en entrevista en exclusvia para el BDS, la intención de firmar acuerdos para la distribución de este producto. “Tenemos a día de hoy un preacuerdo con otra compañía de seguros, también con una gran red de distribución y conversaciones con varios operadores de bancaseguros. Nuestro objetivo es que en lo inmediato pongamos en marcha estos tres o cuatro primeros acuerdos y que, una vez estén consolidados, les sigan otros tantos”, adelantaba allá por el mes de febrero.

 

Noticias relacionadas

¿Y si una compañía de seguros eliminara la deuda con el banco en casos de ejecución hipotecaria?

“Sorpresas como el 'Seguro Reinicia' solo ocurren cada muchos años”