Entre sus coberturas ofrece la responsabilidad civil obligatoria de 336.567 euros; responsabilidad civil voluntaria, que puede ser de 150.000 euros, 300.000 euros, 450.000 euros o 600.000 euros; responsabilidad civil derivada de la práctica de esquí náutico; defensa y reclamación; pérdida total; daños propios y averías particulares; cláusula amarre, robo, efectos personales; accidentes; asistencia en viaje; Institut Yacht Clauses.

Los responsables de la aseguradora destacan la cobertura de cláusula de amarre, “ya que no todas las entidades la dan”. Concretamente, la cláusula amarre cubre los daños que pueda sufrir la embarcación cuando se encuentra fondeada en boya.

COMPARTIR