Durante el ejercicio, la mutua alcanzó un volumen total de primas de 54,29 millones de euros, en su mayor parte correspondientes al ramo de Responsabilidad Civil (93,78% del total de las primas), seguido por el seguro Decenal de Daños.

La entidad destaca los esfuerzos realizados que han permitido dejar la nueva siniestralidad declarada en un 34,9%. Al cierre del año, las provisiones técnicas netas de reaseguro se situaban en 725,06 millones.

El patrimonio propio no comprometido de la mutua, al cierre de 2013, superaba los 83,50 millones, lo que supuso un superávit de 37,02 millones de euros sobre la cuantía mínima legalmente establecida. La entidad ha reforzado asimismo su posición, alcanzando el 179,7% de la solvencia que exige la legislación vigente, frente al 152,5% que tenía en 2012.